Extensión de la Universidad de Illinois

Proteger la información crediticia

Las tarjetas de crédito son más prácticas que el efectivo. La mayoría de nosotros no podríamos desenvolvernos sin estas. Como consumidores debemos tomar ciertas medidas para evitar el robo de identidad. El fraude crediticio es un buen negocio. La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission) calcula que anualmente se produce el robo de identidad de nueve millones de estadounidenses.

El robo de identidad ocurre cuando alguien usa los datos personales de otro como su nombre, número de Seguro Social o número de tarjeta de crédito para cometer fraudes u otros delitos. Para los ladrones de identidades esta información vale oro. La mayoría de los fraudes ocurren dentro de las 48 horas después de que se produce el robo de las tarjetas. La información de la tarjeta es importante como así también la fecha de vencimiento. Los ladrones pueden arruinar las cuentas y las historias crediticias de sus víctimas. El ladrón puede hacerse pasar por usted y meterlo en problemas.

¿Cómo sucede el fraude crediticio?

  1. Robo tradicional – Alguien roba su billetera, la correspondencia que envía o que recibe de un buzón no protegido (como los resúmenes bancarios o de las tarjetas de crédito), las ofertas de crédito preaprobadas, los cheques nuevos o la información impositiva. Roban los datos personales y sobornan a los empleados que tienen acceso a estos datos.

  2. Estafa tipo Phishing – Usted recibe un mensaje de correo electrónico por medio del cual le solicitan que revele información personal acerca de la institución financiera con la que usted opera, sus cuentas de tarjetas de crédito, su compañía telefónica, etc.

  3. Revolver los residuos – Alguien revisa su basura y encuentra resúmenes viejos, recibos de tarjetas de crédito, cheques impresos con acceso a las tarjetas de crédito y ofertas de tarjetas de crédito preaprobadas.

  4. Estafa tipo Skimming – Roban los números de las tarjetas de crédito o débito utilizando un dispositivo de almacenamiento especial cuando procesan sus tarjetas.

  5. Cambio de domicilio – Completan un formulario de cambio de domicilio y desvían sus resúmenes de cuenta a otro domicilio que no es el suyo.

  6. Pretexto – Un promotor fraudulento lo llama y le solicita información de su tarjeta de crédito. Utiliza falsos pretextos para obtener sus datos personales de instituciones financieras, sociedades de ahorro e inversiones y otras fuentes.

1 | 2 | 3 | Next >>