Extensión de la Universidad de Illinois

Comprender las diferencias entre distintas tarjetas de crédito

Cuando esté por elegir una tarjeta de crédito se encontrará con varias opciones. Algunas tarjetas serán más apropiadas para usted como consumidor. Compare los distintos tipos de tarjetas y analice los contratos antes de firmarlos.

Distintos tipos de tarjetas de crédito para el consumidor

Tarjetas de crédito estándar – Son las más comunes. La tasa de interés y el límite de crédito son fijos. Cuando el saldo es renovable, el usuario debe pagar un monto mínimo cada ciclo de facturación e intereses sobre ese saldo. También se pueden hacer pagos parciales o cancelar la deuda por completo. Algunas tarjetas cobran un cargo anual.

Tarjetas de cargos – En general, las emiten las tiendas o los negocios individuales. Al igual que otros tipos de tarjetas de crédito, estas sirven para cargar compras. Los saldos pendientes no están permitidos, por eso las cuentas deben cancelarse todos los meses para evitar el pago de intereses.

Tarjetas de crédito con premios – Ofrecen cosas gratis a cambio de su uso. A medida que uno hace compras va acumulando puntos. Luego los puntos pueden cambiarse por diferentes premios. Las tarjetas con devolución de efectivo devuelven aproximadamente entre un uno y un cinco por ciento del total de las compras realizadas. Como los programas de premios resultan costosos para las compañías emisoras de tarjetas de crédito, estas suelen cobrar cargos anuales altos. Para elegir una tarjeta de crédito con premios la clave está en encontrar una cuyos premios cuesten más de lo que cuesta la tarjeta.

Tarjetas de crédito garantizadas – Resultan útiles para quienes no tienen una historia crediticia o para quienes tienen poco crédito para comenzar a armar su historial. Para obtener una tarjeta de crédito garantizada usted debe depositar dinero en una cuenta de ahorro como garantía. El límite de crédito será entre el 50 y el 100 por ciento del dinero depositado. Usted obtendrá intereses por el dinero depositado, pero pagará intereses por las deudas no saldadas. Es posible que por una tarjeta garantizada le cobren una tasa por solicitud más un cargo anual. Antes de solicitarla, averigüe cuáles son las tasas aplicables. Asegúrese de que el banco o la cooperativa de crédito informe a las agencias de informes crediticios sobre el uso de su tarjeta. Recuerde, la razón principal de poseer una tarjeta de crédito garantizada es para establecer su crédito y demostrar que puede pagar sus deudas en tiempo y forma.

Tarjetas de transferencia de saldos – Permiten transferir el saldo de una tarjeta a otra. Resultan útiles para combinar varios saldos de tarjetas o para aprovechar tasas de interés más bajas.

Tarjetas con tasa introductoria – Ofrecen una tasa de interés anual cero o baja que permanece fija durante un tiempo determinado (generalmente de 6 a 9 meses o menos) después del cual el interés sube a una tasa mucho más alta. Si uno se atrasa en un pago, la tarjeta cobra inmediatamente la tasa más alta.

Tarjetas prepagas – También se conocen como tarjetas de valor almacenado. Se parecen a las tarjetas de crédito o débito pero sólo contienen el dinero que uno les carga. Las tarjetas pueden utilizarse para retirar fondos de los cajeros automáticos o para hacer compras donde las aceptan. Por estas tarjetas no se cobran costos de financiamiento. Sirven para evitar endeudarse ya que las compras son prepagas. Analice las tasas mensuales, las de uso de cajeros automáticos, las de inicio, las de retiro por encima del límite permitido y las de recargo.

Tarjetas de afinidad – Están relacionadas con organismos o caridades e incluyen su logo. Cada vez que uno utiliza este tipo de tarjeta dona un cierto porcentaje al organismo patrocinante. Si utiliza la tarjeta para comprarle al patrocinante es posible que obtenga descuentos o que reciba la devolución de dinero en efectivo. No podrá deducir su donación en la declaración de impuestos del año siguiente.

Tarjetas de crédito para estudiantes – Están diseñadas específicamente para consumidores universitarios para ayudarlos a ir construyendo su historia crediticia.

Tarjetas de crédito premium – Son las de oro, platino y titanio que ofrecen límites de crédito más altos y, generalmente, también tienen adicionales como garantías para productos adquiridos, seguros de viaje o servicios de emergencia.

1 | 2 | Next >>