Extensión de la Universidad de Illinois

“Cuando por fin me detuve a observar el corazón de una flor, se me abrió un mundo nuevo… como si se hubiera abierto una ventana para dejar pasar el sol.”
-- Princesa Grace de Monaco (1929-1982)

Llegó el momento de poner sus conocimientos en práctica. Llegó la hora de planear el jardín de verdad. Respetó los objetivos propuestos, eligió la ubicación del jardín teniendo en cuenta los ángulos visuales, eligió el estilo del jardín y las plantas que quiere ver crecer allí. Llegó la hora de ser creativo y ubicar los canteros y las plantas.

¿Cómo se hace para determinar el tamaño del jardín? Hay varios métodos. Puede asignar un tamaño al azar y empezar a ubicar las plantas y luego podrá ir haciendo arreglos a medida que sea necesario. Otro método es ubicar las plantas y luego dibujar un cantero a su alrededor. El método utilizado aquí es la ubicación del cantero primero y el arreglo de las plantas después.

Photo of laying out garden bed with garden hose

Diríjase al lugar seleccionado. Utilice una manguera de jardín para marcar el diseño del cantero. Si está diseñando un borde, la parte de atrás será una línea recta y el frente será formal o informal según el estilo de jardín que haya elegido. El largo del jardín lo dicta el espacio y su experiencia. Un principiante no deberá armar un borde de 100 pies de largo, deberá empezar con algo más chico. Recuerde, deje que su experiencia y sus conocimientos crezcan a medida que lo haga su jardín con el correr del tiempo.

La manguera de jardín le será útil para marcar curvas, experimente de esta forma. Como regla general, el ancho de un borde o de una isla no deberá sobrepasar lo que usted pueda alcanzar. Si para arreglar las plantas usted tiene que pisar el cantero o la isla, evidentemente se ha equivocado con el ancho. En otras palabras, una isla no deberá sobrepasar los 6 a 8 pies de ancho. La misma regla se aplica a los canteros, salvo que no se pueda acceder a este por detrás si es que hay una pared. El ancho recomendado es de 3 a 4 pies. Si elige un ancho mayor, deberá dejar lugar para algún tipo de acceso, quizás la solución es hacer un sendero a través del cantero o la isla. Estudie la forma que diseñó. ¿Sigue la forma del terreno? ¿Sigue las curvas que ya existen? ¿A usted le gusta?

Estudie el jardín desde diferentes perspectivas. Siéntese donde se sentaría para disfrutarlo. Mírelo a través de las ventanas principales. Es mucho más fácil mover una manguera ahora para modificar las formas del jardín que cavar y reprocharse no haber analizado mejor el diseño después. Cuando haya elegido una forma, le sugerimos probar cómo funcionaría la cortadora de césped para seguir las curvas, ¿podrá cortar el césped con facilidad? Evite las curvas difíciles. El límite del jardín es una línea visual muy marcada. Utilice las curvas para guiar la mirada ya que esta se detiene donde algo sobresale.
Mida el cantero. Retire la manguera y marque la forma del cantero con pintura en aerosol.

University of Illinois at Urbana Champaign College of Agricultural Consumer & Environmental Sciences Extensión de la Universidad de Illinois